La lactancia materna es imprescindible para el desarrollo inmunológico del bebé y para la salud de la madre. Un apoyo especializado y una buena información serán la clave para el inicio y seguimiento de la lactancia.

Las 10 claves de la lactancia materna

1

Amamanta pronto, cuanto antes, mejor. La mayoría de los bebés están dispuestos a mamar durante la primera hora después del parto, cuando el instinto de succión es muy intenso. Amamantar precozmente facilita la correcta colocación al pecho.

2

Ofrece el pecho a menudo día y noche. Hazte a la idea de que pasarás mucho tiempo amamantando a tu bebé durante estas primeras semanas. Un recién nacido normalmente mama entre 8 y 12 veces en 24 horas. No mires el reloj y dale el pecho cada vez que busque o llore, sin esperar a que "le toque". Así establecerás un buen suministro de leche materna.

3

Asegúrate de que el bebé succiona la leche materna eficazmente y en la postura correcta.

4

Permite que el bebé mame del primer pecho todo lo que desee, hasta que lo suelte. Después ofrécele el otro. Unas veces lo querrá, otras no. Así el bebé tomará la leche materna que se produce al final de la toma, rica en grasa y calorías, y se sentirá satisfecho.

5

Cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre. Es importante respetar el equilibrio natural y dejar que el bebé marque las pautas, mamando a demanda. No es necesario sentir el pecho lleno; la leche materna se produce principalmente durante la toma gracias a la succión del bebé lactante.

6

Evita los biberones "de ayuda" y de suero glucosado. La leche artificial y el suero llenan al bebé y minan su interés por mamar, entonces el bebé succiona menos y la madre produce menos leche.

7

Evita el chupete, al menos durante las primeras semanas, hasta que la lactancia materna esté bien establecida. Un recién nacido ha de aprender bien cómo mamar del pecho, y las tetinas artificiales como el biberón o el chupete pueden dificultar el aprendizaje.

8

Recuerda que un bebé también mama por razones diferentes al hambre, como por necesidad de succión o de consuelo. Ofrecerle el pecho es la forma más rápida de calmar a tu bebé.

9

Cuídate. Necesitas encontrar momentos de descanso y centrar tu atención más en el bebé que en otras tareas. Solicita ayuda de los tuyos.

10

Busca apoyo. Tu grupo local de "La Liga de la Leche" tiene la información y el apoyo que toda madre de un lactante necesita.

Fuente: La liga de la Leche.

"He comprado los sujetadores de lactancia WayMillk en mi primer embarazo y los he vuelto a comprar ahora, son muy cómodos para amamantar y además recogen mucho el pecho. Muchas gracias"

Elena, Barcelona

"En la subida de la leche me alivió mucho ponerme el sujetador de lactancia WayMilk, en el primer embarazo no lo tenía y pasé muchos dolores, con este no me pasó"

Mara José, Sevilla

Envíanos tu opinión sobre el sujetador de lactancia Waymilk

Usar el sujetador de lactancia Waymilk ayuda a prevenir algunas de las molestias originadas en la lactancia materna

Lee los beneficios de usar el sujetador de lactancia Waymilk
  • Importancia de la nutrición en los primeros meses y años de vida.

    Según la OMS, no practicar la lactancia natural al menos durante el primer medio año de vida, representa un factor de riesgo importante a efectos del crecimiento y desarrollo de los niños. Las repercusiones duran toda la vida y son, entre otras, los malos resultados escolares, una productividad reducida y las dificultades de desarrollo intelectual y social.

  • Importancia de una buena información y asesoramiento.

    La lactancia es un acto natural, pero también aprendido. Prácticamente todas las madres pueden amamantar siempre y cuando dispongan de información exacta, así como de apoyo dentro de sus familias y comunidades y del sistema de atención sanitaria. Los padres deben estar informados acerca del periodo recomendado de lactancia natural exclusiva y continua, el momento de introducción de los alimentos complementarios, qué tipos de alimentos tiene que utilizar y cómo darlos de forma inocua.

    El apoyo especializado a las madres lactantes es fundamental para iniciar y mantener prácticas apropiadas de alimentación, así como a prevenir y superar dificultades, cuando éstas se presenten. En este sentido son muy importantes las redes comunitarias que ofrecen apoyo y consejos sobre lactancia natural, tanto los centros de salud y preparación al parto, como los estrechamente ligados a ellos. En el apartado de Apoyo Especializado encontrarás centros dedicados a la atención de las madres lactantes.

  • El papel fundamental que juegan las prácticas de alimentación correctas.

    La lactancia natural es la única forma de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los bebés, también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de la madres. Es absolutamente importante alimentar a los recién nacidos exclusivamente con leche materna al menos durante los seis primeros meses de vida para asegurar un crecimiento, un desarrollo y una salud óptimos. A partir de este momento, a fin de satisfacer sus requisitos nutricionales en evolución, los lactantes deberían recibir alimentos complementarios adecuados e inocuos.